El organismo público SERVEF ha desarrollado un proyecto piloto con tecnologías Big Content y semántica para ayudar a reducir el desempleo.

 roles diferentes
El SERVEF es un organismo del gobierno valenciano cuya misión es la de mejorar la empleabilidad de los ciudadanos. Para ello realiza prospecciones del mercado laboral para adecuar la oferta formativa para desempleados y ofrecerles asesoramiento laboral.

Puesto que la demanda de puestos de trabajo varía en función de cómo evolucionan los sectores, la incorporación de tecnología y la zona geográfica, hay que estar constantemente atento a dicha evolución para incrementar la oferta formativa localmente, o incluso para crear nuevos cursos. Se pretende, por ejemplo, que si el turismo está creciendo en Alicante y las empresas del sector invierten en el negocio online, demandando profesionales con conocimientos específicos, el SERVEF pueda formar a los desempleados en esas capacidades.

El proceso de prospección actual es costoso y lento en comparación con el ritmo de la evolución de la economía. Además, el método tradicional se basa en entrevistas a trabajadores, consultores y empleadores, obteniendo información exclusivamente cualitativa y basada en las opiniones subjetivas de estos interlocutores.

Aplicando una tecnología empleada en la Inteligencia Competitiva Empresarial, el SERVEF ha realizado un piloto para obtener información de los portales de ofertas de empleo, clasificar estas ofertas automáticamente, y generar información que permita identificar tendencias de evolución del mercado de trabajo.

El proyecto ha sido desarrollado por un equipo mixto del SERVEF y antara, empresa especialista en soluciones para la inteligencia empresarial. El equipo de antara ha construido un sistema automático de clasificación de ofertas de empleo, con un diccionario ampliable de 3.000 conceptos y más de 700 "hipótesis de inteligencia". Como resultado se han clasificado miles de ofertas de empleo en función de multitud de aspectos, como son la comarca, el sector, el puesto dentro de la empresa, si se demanda una titulación específica o conocimientos de qué idioma, entre otros muchos factores.

Los resultados del piloto permiten avanzar que sería posible obtener información de apoyo para la toma de decisiones en el plazo de una semana y por una sola persona, frente a los varios meses de trabajo realizados por algunas docenas de personas sobre el terreno en el método actual.